Category Archives: Clásicos

El retrato de Dorian Gray – Oscar Wilde

El retrato de Dorian Gray – Oscar Wilde

Ambigua, decadente, neopagana, amena, filosófica, lineal, honda, El retrato de Dorian Gray admite la lectura más inocente y también la más perversa, porque Oscar Wilde era ambas cosas. En el famoso prefacio de esta rara, vivísima, acertadísima novela, Wilde asumía en una frase todas las contradicciones, las facetas, todos los múltiples prismas que en la novela existen: “Los escogidos son aquellos para quienes las cosas bellas sólo significan Belleza”. Que el bienvenido y venturoso nuevo lector no lo pierda de vista. Tiene alto placer entre sus manos. Un talento bondadoso y subversivo.

Luís Antonio de Villena

Enlace descarga 1: http://zae.bz/AhDYCk
Enlace descarga 2: http://0oi.net/f7k
Enlace descarga 3: http://gg.gg/4hmf7

 


 

La metamorfosis – Franz Kafka [Traducción: Emma García Carbassa]

La metamorfosis – Franz Kafka [Traducción: Emma García Carbassa]

El estilo despojado y la sencillez de la prosa no hacen más que subrayar la complejidad de este relato que, desde su publicación en 1915 ha sido objeto de las interpretaciones más variadas.

«Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto». A esa primera frase, que despierta los temores del lector, le sigue un mundo de pesadilla («kafkiano»), donde lo cotidiano se vuelve incierto y opresivo.

Franz Kafka (1883-1924), uno de los grandes autores de la literatura del siglo XX, ha plasmado en sus novelas la pesadilla cotidiana del ser humano contemporáneo.

Enlace descarga 1: http://ow.ly/Oty4309E0Ol
Enlace descarga 2: http://gg.gg/4fe80
Enlace descarga 3: http://cutt.us/Mwtys

 


 

Vida de Don Quijote y Sancho – Miguel de Unamuno

Vida de Don Quijote y Sancho – Miguel de
Unamuno

Es uno de los libros más representativos de Miguel de Unamuno, en que el autor no pretende descubrir el sentido que Cervantes le diera, sino el que le da él, la obra quizá sea también novela, ya que en sus páginas hidalgo y escudero reviven los episodios de la obra cervantina en compañía de un narrador que no se priva del autoatribuido derecho a injerirse en lo narrado, trasluciendo en el comentario una voluntad tanto crítica como creadora.

Enlace descarga 1: http://cutt.us/QaQoL
Enlace descarga 2: http://zae.bz/ylwoFk
Enlace descarga 3: http://0oi.net/f4X

 


 

Historia de dos ciudades – Charles Dickens

Historia de dos ciudades – Charles Dickens

Dickens escribió esta obra inspirada en gran medida en La Revolución Francesa (1837) de Thomas Carlyle, cuya lectura le había entusiasmado. Tomando como punto de referencia la revolución francesa, Dickens muestra los problemas sociales y políticos de Inglaterra, temiendo que la historia se repitiera en su país natal. En el contraste de estas dos ciudades presentadas, Inglaterra se presenta como la confianza, la tranquilidad, el futuro asegurado, mientras Francia se convierte más y más peligrosa a medida que avanza la novela. Los actos de violencia realizados por el pueblo francés, están dentro de las escenas más memorables del libro. Dickens rechaza la violencia revolucionaria en sus dos formas, tanto es su forma popular, por las masas, como en su forma institucional, el terror de estado.
· Una historia conmovedora con personajes que atrapan al lector.
· Una exploración del sufrimiento y el sacrificio humanos.
· Un clásico imprescindible.


Milagros de Nuestra Señora – Gonzalo de Berceo

Milagros de Nuestra Señora – Gonzalo de Berceo

Milagros de Nuestra Señora es la obra capital de Gonzalo de Berceo, clérigo secular del monasterio de San Millán. Se trata de una compilación de exempla que relatan veinticinco milagros de la Virgen María, escritos en un dialecto del castellano hacia 1260, en una etapa tardía de su vida, usando como fuente colecciones de milagros marianos en latín que circulaban en el siglo XIII (Manuscrito de Thott, nº 128, Biblioteca de Copenhague). Berceo versificó solo 25 de ellos, empleando la estrofa de cuaderna vía, propia del Mester de Clerecía.

Las colecciones de milagros marianos aparecieron a lo largo del siglo XI. Hay de dos tipos: las de los milagros locales, vinculadas a los grandes centros de peregrinación, y las generales. Berceo aprovechó una de estas colecciones de milagros generales para componer la suya en un periodo de divulgación de las lenguas románicas y de difusión de las tradiciones marianas. La devoción a María se expandió en el siglo XIII por toda la geografía europea, pues ofrecía una imagen maternal más amable y cercana del cristianismo. Esta visión es la que franciscanos y dominicos propagaron en sus sermones a través de los ejemplos con que los adornaban.


Rojo y negro – Stendhal

Rojo y negro – Stendhal

Julien Sorel, con dieciocho años, hijo de un carpintero que lo odia porque es un vago y lee libros, es contratado por el señor de Rênal como preceptor de sus hijos, «un gasto necesario para mantener nuestro rango». Julien, muy guapo, muy pálido y muy esbelto, no tarda en ser la envidia de todos los burgueses y pequeños nobles de Verrières, una ciudad de provincias donde reinan la moderación, la sensatez, el amor al dinero y «el más fastidioso de los despotismos». El joven, convencido de que ha nacido para grandes cosas y «con un alma hecha para amar lo hermoso», desprecia ese ambiente, pero ama a la señora de Rênal. Sus amores secretos lo llevarán al seminario y luego a París, donde entrará a servir como secretario en el palacete del marqués de La Mole, centro de la elegancia y la conspiración.

El héroe de Rojo y negro (1830), romántico y antirromántico a la vez, es con razón uno de los más famosos y fascinantes de la historia de la novela: un joven en principio determinado por el cálculo, pero que en realidad no calcula nada, y que, deseoso de ser dueño de su destino, casi siempre es una pieza en el juego de los demás. Esta gran novela de Stendhal, en nueva traducción de María Teresa Gallego Urrutia, se adelantó, como dijo André Gide, a su tiempo: a Balzac le encantó, pero Victor Hugo dijo que su autor no duraría. En todo caso, desde que Zola proclamó a Stendhal «el padre de todos nosotros», es apreciada como la obra maestra que es. El siglo XXI aún está en deuda con ella.


Las alegres comadres de Windsor – William Shakespeare

Las alegres comadres de Windsor – William Shakespeare

Falstaff llega a Windsor escaso de fondos. Para mejorar su situación financiera, decide cortejar a dos señoras bien casadas, mistress Ford y mistress Page. Escribe cartas de amor idénticas a ambas señoras, y pide a sus respectivos criados, Pistol y Nym, que las entreguen. Ellos se niegan, por lo que Falstaff les sacude. Como venganza, los criados informan a los maridos de las intenciones de Falstaff. El señor Page hace caso omiso, pero el celoso señor Ford decide averiguar por sí mismo los planes de Falstaff.

Traducción de José Arnaldo Márquez.


Trabajos de amor perdidos – William Shakespeare

Trabajos de amor perdidos – William Shakespeare

El rey de Navarra pacta con sus tres vasallos dedicarse al estudio durante tres años, manteniendo una vida ascética que excluye el contacto con las mujeres. Pero la Princesa de Francia y su séquito llegan a la corte. Existe una subtrama protagonizada por un personaje español, el excéntrico Armado, cuyo paje se llama Moth. Se hacen acompañar de Costard, un torpe villano. Armado ama a Jaquineta. Otro grupo de personajes secundarios está formado por Holofernes, pedante maestro de escuela, el cura Nataniel y Dull, el alguacil. Como no podía ser de otra manera, el rey y sus cuatro nobles rompen el pacto y se enamoran respectivamente de la princesa y las tres damas de su séquito.


Sonetos de Shakespeare Shakespeare’s Sonne – William Shakespeare

Sonetos de Shakespeare Shakespeare’s Sonne – William Shakespeare

Los Sonetos de Shakespeare son una de las cumbres de la poesía lírica de todos los tiempos. Las circunstancias que rodearon su publicación y la ambigüedad en lo relativo a la identidad y al sexo de los destinatarios han servido de abono a múltiples conjeturas que, si bien no contribuyen a la comprensión de los sonetos, prueban, no obstante, el continuo interés que despierta esta obra. Cuatrocientos años después de ver la luz, la modernidad de estos textos sigue resultando sorprendente, y el enfoque singular del bardo de Stratford los ha dotado para siempre de un halo de misterio.

En los sonetos asistimos a una suerte de representación dramática en la que una voz meditativa va desgranando, en su lucha contra el tiempo, los vaivenes del afecto y de la pasión, de la amistad y del amor, del anhelo y del desengaño. En esa percepción múltiple del teatro de los sentimientos se dan cita los motivos más diversos, desde la visión de la naturaleza hasta la denuncia social o la búsqueda de una trascendencia allende la muerte.

Ramón Gutiérrez Izquierdo presenta esta versión ejemplar de los Shakespeare’s Sonnets acompañada de comentarios y notas sobre todos y cada uno de estos poemas, máscaras diversas del hombre de las mil caras que fue William Shakespeare.

Luis María Anson (en EL CULTURAL): Ramón Gutiérrez Izquierdo ha hecho una traducción rigurosa y soberbia de los sonetos de Shakespeare. Su espléndida versión me ha conmovido. La profundidad del pensamiento abisal, la hondura del aliento poético, la zozobra del sentimiento inacabable se desprenden tibiamente, como el río que no cesa, de los sonetos de Shakespeare.

Luis Antonio de Villena (en EL MUNDO): Una cuidada traducción en un rico tomazo, más de la mitad cubierto de minuciosas notas explicativas. La joya está ahí y también el afán por españolizar una bellísima poesía.

Ángel Rupérez (en EL PAIS): Esta versión métrica y rimada, con el alejandrino como soporte, revela fidelidad y también seducción rítmica; aplasta a todas las demás traducciones con su aparato erudito al final, con apuestas interpretativas interesantes y hasta inquietantes.


La fierecilla domada – William Shakespeare

La fierecilla domada – William Shakespeare

La obra se basa, en principio, en el carácter díscolo y malhumorado de Catalina Minola, mujer que ahuyenta, no pocas veces, a golpes a cuantos pretendientes se interesan por ella ante su padre. El asunto no tendría mayor transcendencia si no fuese porque, según la costumbre, el padre de Catalina, el rico mercader Bautista Minola, se niega a entregar en matrimonio a su hija menor, Blanca, hasta que no haya casado a la mayor; para desconsuelo de los ambiciosos aspirantes a su mano, Hortensio, Gremio y Lucencio. La llegada a la ciudad de Petruchio, un joven ambicioso y despreocupado y su disposición a cortejar a la áspera Catalina proporcionan a los pretendientes de Blanca una esperanza para la que unen sus esfuerzos a los del ya casi desesperado Bautista.

Este planteamiento inicial se desarrolla en forma de diversas situaciones de enredo y abundantes diálogos ocurrentes en los que el ingenio verbal se convierte sin duda en la más contundente de las armas.

Estamos ante una de las obras más traducidas de Shakespeare, que sin embargo, y dado su acentuado machismo, ha caído en un cierto ostracismo en los últimos decenios.